miércoles, 8 de febrero de 2012

Estafa social

Me quejé de la política neoliberal que ZP practicó, aproximadamente, el último año de su mandato. Nada comparable al primer trimestre del renovado, ilusionante y salvador PP.
En tan corto espacio de tiempo, validan las limitaciones de muchos de los derechos trabajosamente logrados, en favor y en pago a la oligarquía nacional, autora directa de la estafa actual a que nos tienen sometidos a los componentes de las clases media-baja y baja, los inocentes de ella.
Estafa planificada árduamente con el fin único de distribuir más injustamente la riqueza generada, primando la especulación y fomentando valores antisociales e insolidarios, basándose en la ignorancia popular, causa ésta de las nefastas políticas educacionales dirigidas hacia las mencionadas clases sociales.
Las mentiras mil veces repetidas, referentes a la culpada falsamente economía del bienestar y la malvadamente calificada de sobredimensionada Administración Pública son dos patrañas insidiosas e insostenibles torticeramente repetidas hasta la saciedad, en los pesebreros medios de comunicación social, manejados por la susodicha oligarquía.
Este batiburrillo de actitudes oligarcas, junto con las escasas aptitudes populares, amén de las políticas, dan como resultado una involución social, justificada por la mal llamada crisis que no es tal, sino una planificada estafa social.