sábado, 25 de febrero de 2012

Pobrísimo o paupérrimo

Da igual referido a España, es un país paupérrimo que lo dice Cáritas. Bueno, es consecuencia, claro está, de las políticas practicadas una vez sobrevenida la estafa social que padecemos (estafa, no crisis) La especulación financiera y de la construcción, apoyada por cajas, bancos y algunos políticos devino en políticas neoliberales, que ahora padecemos los que no tuvimos nada que ver con esa estafa y el actual gobierno, salvavidas del país, nos está hundiendo un poco más en la misma mierda.

Solo queda cabrearse y pedir responsabilidades a los estafadores: Especuladores, banqueros y políticos, como hicieron en Islandia de donde, por cierto, la prensa ni se enteró de la fiesta. No digo que para nosotros sea la panacea, pero conociendo el caso a fondo, podríamos aplicar aquí similares soluciones adaptadas a nuestras vicisitudes y necesidades, pero nadie se quiere enterar. Una lástima.