miércoles, 29 de febrero de 2012

Realmente somos unos pardillos

No leí ni oí declaración de Manos Limpias sobre la reforma laboral ¿Les parecerá bien, mal? ¿Es realmente un sindicato? ¿Agrupará entonces a los trabajadores de derechas? Sí, esos que dan la mayoría al PP.
Sí sabemos en cambio que están inmersos en casos judiciales contra la Memoria Histórica, Garzón y el Presidente de la Federeción de Fútbol, asuntos cien por cien sindicales. Conocemos además su amistad con jueces que les ayudan a redactar los escritos judiciales de los asuntos que más tarde juzgarán, quizás sea para ahorrarse el tener que leerlo, la Justicia que hay que agilizarla.
Con los casos y sujetos mencionados y de todos conocidos el Sr. Ministro de Justicia, D. Alberto, dice y pretende convencernos que el Tribunal Superior de Justicia tiene gran prestigio ¡Hombre!
D. Alberto nos conoce tan bien que sabe positivamente que tragamos ruedas de molino que salgan de la boca del Gobierno.
Nos la quiere epatar como con el déficit justificante de los recortes sociales, que son en verdad una estafa social, porque si sabemos que los causantes fueron los especuladores financieros y de la construcción con el consentimiento o asentimiento de algunos políticos, que se lo cobren a ellos, no a nosotros. Pero no solo eso, sino que los causantes reciben ayudas que pagamos los comulgantes con ruedas de molino.
Seguramente que devolviendo esas ayudas y con la generosidad de la iglesia católica, renunciando al dinero del Estado, ya no harían falta recortes. Realmente, somos unos pardillos.