viernes, 13 de abril de 2012

El "cafelito" y la prensa en contra de la productividad

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, aconsejó ayer a los trabajadores públicos que «se olviden del cafelito y de leer el periódico» y sean más productivos.

Está bien eso de ser más productivos, no está bien dejar de tomar café, ni de leer el periódico, la desinformación y ausencia de cafeina no ayudarán a la productividad, tanto en la empresa pública como en la privada.

Por otra parte, el Sr. Beteta ¡bonito apellido! solo habla de una parte de las dos que influyen en la productividad. Es decir, que según el Sr. Beteta, si lee el periódico el empresario, se está informando y si lo lee el empleado o funcionario está folgando.

Después de 3 horas de pantalla de ordenador el café ayuda a que las siguientes horas sean más productivas.

En fin, Sr. Beteta, no lo tiene claro por acción, como ya dije, ni por omisión como diré seguidamente.

Los políticos y empresarios se van de rositas en la regañina del Sr. Beteta, pero cada vez que mira uno la tele cuando se debate alguna norma no muy trascendente, el hemiciclo está casi vacío, llegan sus señorías a la votación, después de .... ¡vaya usted a saber qué!

En cuanto a la actitud por la parte empresarial en la productividad, es evidente que no podrán dar ejemplo a nadie. Sirva para ello el "modelo" elegido líder de una gran organización empresarial, Sr.  Díaz Ferran "ejemplar" empresario de Marsans.

Finalmente, cuando se establezca con los empresarios el mismo control que con los trabajadores, en cuanto a sus emolumentos, podremos hablar equitativamente de productividad, hasta entonces la carga está injustamente soportada por los trabajadores y debería ser compartida, lógicamente, por la parte empresarial.

Cuando el Sr. Beteta sea más justo en sus intervenciones, a lo mejor tendremos en cuenta sus regañinas, hasta entonces, siga analizando la situación Sr. Beteta que hasta ahora sólo vio el 50 % de la cuestión.