miércoles, 7 de agosto de 2013

Somos tontos y el FMI lo sabe


Y por qué no proponen una subida del Impuesto del Patrimonio a grandes fortunas y del Impuesto de Sociedades a las grandes empresas, es decir se meten a recaudar donde realmente hay dinero y no donde solo hay miseria y habrá más con esa medida.

Pues verá usted, es que a la oligarquía no le interesa pagar más impuestos, sino ganar más reduciendo gastos y quieren convencernos que reduciendo salarios van a contratar más trabajadores y ahora voy y me chupo el dedo.

Y no hay un periodista que les replique con este o similar argumento. ¿Qué pasa que hacen también las declaraciones en pantallas de plasma? Sabemos que el problema es un reparto injusto de riqueza no que ésta no se genere. Las pymes si no funcionan es porque no tienen financiación. Es decir, el dinero que precisarían está ocupado produciendo y en manos de cuatro, produciendo -digo- intereses sustanciosos en préstamos a nuestras administraciones públicas, que administran sus esbirros o voceros como los del FMI, Banco Central Europeo y "Bruselas"

Y los políticos de izquierdas por qué no montan en cólera ante semajante tropelía y hacen declaraciones a diestra y sinestra. Al menos contrarrestando los remakes de la Thatcher y del Reagan en "la uno" que hace la derecha, alabando los inicios del liberalismo más salvaje.

Nadie va a decir claro que nos gobierna una oligarquía mundial conocida hasta de todo inexperto economista. En fin: Somos tontos, dirigidos y representados por tontos o pesebreros.

Vemos que atentan contra todos los principios constitucionales y aquí votando al "Madrid" y al "Barça" y con el poder judicial, concretamente el constitucional, a uvas. Esta sociedad no funciona para una mayoría, pero si y muy bien para la oligarquía. Ahí está el problema.