viernes, 18 de marzo de 2016

¿Entonces, a esperar la evolución?

En una situación ilegal, porque aún con falta de algunas pruebas, se sabe y conoce, hay indicios más que razonables y suficientes, que los dos partidos más votados en España son corruptos.

Esto atenta contra el propio Estado, pues estamos gobernados por delincuentes, la labor nada ejemplar del líder es absolutamente contraproducente y deseduca a los ciudadanos, si bien, se permitieron eliminar, coherentemente,  de los centros de enseñanza la asignatura de educación para la ciudadanía, instaurando el adoctrinamiento religioso, cual dictadura. Esto implica que aquellos delincuentes, antes que educar y culturizar prefieren adoctrinar, antidemocráticamente.

Así las cosas no es de extrañar, que una parte de nuestra sociedad quiera abandonar esta forma gubernamental corrupta y del pasado más rancio.

Tampoco es de extrañar la aparición de partidos que sin tener su estructura añeja y que devienen del movimiento del 15 M e irrumpen en la política, aún la persecución a que son sometidos por los pesebreros medios de comunicación, la mayoría de los existentes y por los viejos partidos de casta y caspa.

Se puede comprender la actitud gubernamental apoyando políticas neoliberales que reparten injustamente la riqueza, haciendo muy pocos ricos a costa de gran cantidad de pobres, manejando descaradamente los medios de comunicación y las facultades de derecho para imponer sus infumables máximas: "La empresa debe perseguir, como fin primordial, el máximo beneficio" o que "el terrorismo sea la disculpa para reducir las libertades de expresión, manifestación, reunión y asociación" o sea recortar todas las libertades sociales. "Recortes económicos" para defender a la banca frente a las familias a las que se persigue por impago a estos monstruos económicos, es más, supranacionalmente la UE  (Unión Europea) apoya el tratado ITT pero impide la auténtica globalización, es decir, solo permite la libre circulación de mercancías y dinero e impide la de las personas y sus derechos.

En fin,  todos estos gobiernos neoliberales en realidad marionetas de la oligarquía mundial son unos esbirros que por egoísmo y envidia masacran parte de la sociedad, porque aspiran a formar parte de dicha oligarquía y no les duelen prendas aún dejando morir mujeres y niños en ... el lugar del mundo que más interese a los oligarcas, auténticos gobernantes de este mundo de imbéciles.

Una evolución social que invierta esta situación llevará mucho tiempo, por tanto hay que pensar que una revolución más violenta y costosa, pero más rápida y temida, podría ser la solución a tanto desmán y barbarie, claro que se contradice esta actitud revolucionaria, con la crítica al neoliberalismo. ¿Habrá que pagarles con la misma moneda? Si no, a esperar la evolución.