viernes, 21 de diciembre de 2018

Los antisistema, estamos dentro del sistema

Llamamos antisistema y perroflautas a personas que no lo son y los antisistema están dentro del sistema.

La Sanidad en Asturias dicen los políticos que solo tiene esperas de menos de dos meses y es mentira, a mi me dan para cuatro por una rodilla hinchada y dolorida, con carácter preferente, imagínese si no es preferente.

Luego el antisistema es mi médico que sabe que he de sufrir dolores 4 meses sin que me vea un médico especialista: traumatólogo y me atiborra a antiinflamatorios y calmantes en ese período, incumpliendo su juramento hipocrático que es curar, no retrasar la cura.

Soy yo antisistema que no protesto enérgica y adecuadamente a mi médico, para que exija a su inmediato superior lo que corresponde y a mi se me atienda en tiempo y forma.

(Protesto, eso sí, ante el servicio de atención al usuario, sin resultado y más tarde al Director Gerente del servicio de salud, ya les contaré como va ...)

Qué consigue el "sistema" con esta demora, pues que cada enfermo que tenga dinero, acuda a la medicina privada y quien no lo tenga sufra indebidamente; porque soportamos sin protestar estas imposiciones, a causa de la incompetencia de los dirigentes o por pura negligencia de los mismos, somos nosotros los antisistema y no las personas a los que se lo llamamos. El mal está dentro del sistema cuando éste no funciona.

Si votas un partido corrupto, eres un auténtico antisistema y más que perroflauta un ... ladrón, porque estás fomentando con tu voto la corrupción, hay que hacer que el corrupto se avergüenze de serlo y no votarle desde luego, sea del partido que sea, aunque todos sabemos donde se acumulan.

En la sanidad pasa lo mismo, si aceptamos las decisiones irregulares de los dirigentes, colaboramos formando parte de los "antisistema" que acabarán cargándose las instituciones de las que deberíamos proveernos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario